BlackBerry KEYone Black Edition, primeras impresiones [VIDEO ]

Hoy se presentó el nuevo teléfono con el que BlackBerry regresa al país. Lo estuve probando por algunos días y estas son mis  impresiones.



El reinado de BlackBerry en el mundo de los smartphones no fue casualidad. Esta marca definió el camino de lo que hoy disfrutamos como principal herramienta de entretenimiento y productividad móvil. Sin embargo, luego de un periodo un tanto oscuro, regresa a la contienda de la mano de TCL. Al Perú llega con su interesante KEYone Black Edition, uno de sus modelos basados en Android.

Tuve la suerte de tener acceso a uno de estos equipos días previos a la presentación. Aunque no fueron los suficientes para hacer una reseña a fondo, esos días me bastaron para tener una muy buena primera impresión de lo que puede ofrecer esta nueva propuesta de BlackBerry. ¿Se puede adelantar algo? Sí, se trata de una propuesta sólida que apunta a reconquistar a aquellos que aún añoran los buenos años de la otrora empresa canadiense.




CARACTERÍSTICAS DEL BLACKBERRY KEYONE BLACK EDITION

Dimensiones: 149,1 mm x 72,4 mm x 9,4 mm. Peso 180 gramos.
Pantalla: 4,5”, resolución 1620 x 1080/434 PPI, relación de aspecto 3:2. Tecnología Corning Gorilla Glass 4.
Procesador: Qualcomm Snapdragon 625, GPU Adreno 506.
Memoria: 4GB de RAM; 64 GB de almacenamiento interno, expandible hasta 2 TB vía micro SD.
Cámaras: Principal de 12 MP (1,55um) con apertura focal de 2.0, auto enfoque con detección por fases, doble flash LED, HDR. Grabación de video de 2160p a 30 cps. Secundaria: 8MP con apertura focal 2.2 y grabación a 1080p.
Teclado: Físico
Sistema operativo: Android 7.1
Batería: 3.505 mAh

BUENA EXPERIENCIA

Como ya adelanté, la primera experiencia tras tener como teléfono principal por algunos días a este teléfono es satisfactoria. Para quienes nos llegamos a acostumbrar a los teclados Qwerty físicos y aún tenemos problemas con los teclados táctiles es como volver a un lugar familiar, ya bien conocido. Ojo, la barra espaciadora del BlackBerry funciona como sensor de huellas y además reemplaza al tradicional Trackpad, aceptando gestos para facilitar el uso del dispositivo.

El diseño mantiene toda la onda de los últimos modelos de la primera etapa de BlackBerry, cuando apostaron por combinar los teclados físicos con pantallas táctiles. Sin embargo, los acabados laterales en aluminio, el corte anguloso en la parte superior y la cubierta trasera con esa rugosidad que se hizo característica en este tipo de dispositivos. Se ve como un BlackBerry y en mano se siente como un BlackBerry.



Particularmente me sorprendió la calidad de su cámara principal. Como suele pasar, en condiciones de buena iluminación cualquier cámara se aprovecha al máximo. En el caso de este BlackBerry los resultados fueron muy buenos. Incluso hace un interesante trabajo con poca luz. Imágenes nítidas, quizás con poco brillo en los colores, pero al final del día cumple más que bien el trabajo. Puedes ver en nuestra galería qué tal se portó la cámara de este dispositivo.



El funcionamiento en general del equipo me gustó. Varias aplicaciones propias de BlackBerry –como BBM o el hub para juntar todos los canales de comunicación- se integran muy bien al funcionamiento de Android. El equipo es fluido y responde rápido. Además, contar con una aplicación específica [DTEK] para detectar potenciales amenazas aumenta la sensación de seguridad, que siempre fue uno de los pilares de estos dispositivos. 

La batería del BlackBerry KEYone Black Edition es de 3.505 mAh y cuenta con el sistema de carga rápida Quick Charge, que en poco más de media hora recupera el 50% de la autonomía. En uso intenso, superó con creces la jornada laboral.

TAREAS PENDIENTES

En mi opinión, el BlackBerry KEYone Black Edition tiene un problema con la ubicación de sus botones. Al mejor estilo de un fabricante coreano, a este dispositivo se le ha dotado de un botón para programarlo con alguna función específica. El error –según mi evaluación- es que este se haya colocado debajo de los controles de volumen, sobre el lado derecho del equipo, relegando a la izquierda el botón de encendido y apagado. Normalmente, los controles de volumen y el encendido van juntos. El cambio ocasionó que varias veces activara la cámara en lugar de apagar la pantalla.



Aunque el teclado físico es uno de los principales atractivos del teléfono, debo reconocer que también puede ser uno de sus puntos flacos. Ya no solo se debe tocar el teclado, sino hacer presión en cada una de las teclas. Esto puede ocasionar que el teléfono se deba sostener con más fuerza y, quizás, cansar un poco más las manos. Además, hay que regresar al razonamiento BlackBerry, utilizando la tecla shift sym. Eso sí, acceder a un menú de emojis requiere más toques y se puede comer más espacio de la pantalla (que ya de por sí es reducido).

Finalmente, la pantalla. La proporción 3:2 del BlackBerry KEYone Black Edition no hacen que sea la mejor para el entretenimiento. Es decir, sí se puede ver sin problemas videos en YouTube o en cualquier servicio de streaming, pero el espacio recortado genera la sensación de que hay espacio sin aprovechar. Nota adicional: no es resistente ni a agua ni al polvo. No contar con esa protección se está convirtiendo en una rareza en dispositivos lanzados este año.

CONCLUSIÓN

Sinceramente, me hubiera gustado tener más tiempo el BlackBerry KEYone Black Edition. Sin embargo, puedo decir tras varios días de uso que es un equipo muy interesante, que aprovecha muy bien la plataforma de Android y que seguramente será una buena alternativa para aquellos que eran fanáticos de la marca. 


Si nunca usaste un BlackBerry, que su diseño poco convencional no te ahuyente. Es cierto que toma un tiempo adecuarse al teclado físico, a los nuevos gestos y a alguna cosita adicional, pero en líneas generales brinda una buena y eficiente experiencia.

BlackBerry KEYone Black Edition, primeras impresiones [VIDEO ] BlackBerry KEYone Black Edition, primeras impresiones [VIDEO ] Reviewed by bortiz on noviembre 30, 2017 Rating: 5

No hay comentarios